Saltar al contenido

10 consejos para optimizar su supervisión de TI

10 Dicas para otimizar o monitoramento de TI

Siga nuestros consejos para comprender cuáles son los puntos principales que merecen atención al iniciar un proyecto de monitoreo de infraestructura de TI.

El área de TI es, hoy en día, fundamental para el soporte de cualquier empresa. Con la transformación digital acelerada en 2020 debido a la pandemia, muchas empresas dependen al 100% de la tecnología para operar de manera eficiente y competitiva. Por lo tanto, monitorear toda esta capa de infraestructura de TI reduce drásticamente la indisponibilidad, las interrupciones y las fallas que pueden causar daños a su negocio.

En este artículo, hemos separado algunos consejos para ayudarlo a comprender cuáles son los puntos principales que merecen atención para comenzar un proyecto de monitoreo de infraestructura de TI. ¡Síganos!

1 – Identifique lo que necesita ser monitoreado

Con una herramienta de monitoreo conectada a la red de la empresa, es posible recibir alertas cuando existe un problema relacionado con indisponibilidad en la infraestructura o tiempos de respuesta lentos de los principales sistemas utilizados. Esto aporta una mayor agilidad en la respuesta a incidentes.

Sin embargo, no se debe monitorear todo lo que está conectado a la red de su empresa. Un error común de la mayoría de los profesionales al iniciar un proyecto de monitoreo ambiental es que quieren monitorear el 100% de sus equipos y sistemas. Nuestra recomendación es comenzar con los sistemas más críticos y, con el tiempo, evolucionar hacia el resto de la infraestructura.

A través de nuestra experiencia, hemos descubierto que cuando TODO es monitoreado, la mayoría de las alertas no reciben la debida atención del equipo de infraestructura, lo que genera alertas excesivas y sobrecarga al equipo con elementos que no deberían ser una prioridad. Un consejo importante es monitorear los elementos tecnológicos que son cruciales para el pleno funcionamiento de su negocio.

2 – Definir un profesional dedicado a la tarea

Se sabe que los profesionales de la tecnología acumulan roles, creando la imagen de ser «solucionadores de problemas». Esta sigue siendo una imagen muy común, pero muestra poca madurez en el gobierno de TI por parte de las empresas.

En lo que respecta a la monitorización informática, es importante que las empresas cuenten con un profesional dedicado a esta tarea, ya sea interno o contratado a través de un servicio. El monitoreo debe ser realizado por alguien que comprenda el tema y sepa qué hacer para solucionar si suena una alarma. Además, es necesario tener una visión completa para escalar los problemas más complejos.

Dado que el entorno de TI está en constante evolución, tanto con nuevas aplicaciones como con arquitecturas de nube, es importante que estos cambios se reflejen en la supervisión. Es decir, es necesario agregar nuevos elementos a la herramienta para que las alarmas sigan siendo confiables.

Por lo tanto, un profesional dedicado es importante para administrar el volumen de trabajo y mantener el monitoreo actualizado. Si no tiene un equipo para monitorear, es posible contratar empresas especializadas en esta actividad.

3 – Elija la herramienta de seguimiento

Aquí en InterOp, utilizamos OpMon, Zabbix y Priax para monitorear los entornos complejos de nuestros clientes. Independientemente de la herramienta elegida, debe ser gestionada adecuadamente por los profesionales a cargo de esta actividad.

El dominio de la plataforma por parte del equipo es un factor de elección importante, además de las necesidades específicas de la empresa que pueden generar personalizaciones que necesitan ser respaldadas por las herramientas.

4 – Cree alertas de monitoreo y reglas de escalamiento

La escalada de incidentes ayuda a automatizar los procesos y enrutar los incidentes a sus respectivos gerentes técnicos. Por lo tanto, si esta función está configurada correctamente, cuando ocurre un problema en la base de datos, por ejemplo, el DBA (administrador de la base de datos) se activará para tomar medidas sobre el incidente.

Estas alertas se pueden configurar para que le notifiquen en la plataforma de comunicación de su elección, como Slack, Microsoft Teams, Telegram, WhatsApp, SMS o correo electrónico. Por lo tanto, en el momento exacto en que se produce una interrupción, se le notificará el profesional que puede abordar el problema.

5 – Definir indicadores de desempeño

Cuando se utilizan indicadores de rendimiento, las debilidades y una sólida infraestructura de TI son más evidentes. De esta forma es posible tener un rumbo para el proceso de toma de decisiones y las posibles oportunidades, reduciendo el nivel de incertidumbre.

Hay varios indicadores que se pueden aplicar al seguimiento. Los más utilizados son yo SLA (Acuerdo de nivel de servicio), el MTTR (Tiempo medio de reparación) e MTBF (Tiempo medio entre fallos).

6 – Centrarse en los negocios

Otro punto que merece atención es el enfoque del seguimiento. Nos hemos dado cuenta de que en la gran mayoría de las veces se prioriza la infraestructura, cuando en realidad el enfoque debería estar en el negocio, ya que la infraestructura existe solo para apoyar las actividades de una organización.

En otras palabras, el monitoreo bien hecho debe considerar la disponibilidad del negocio y cómo esto se refleja en los elementos de la infraestructura.

7 – Monitorear la causa raíz de los problemas

La idea de monitorear la causa raíz de los problemas está tratando de alinear la TI con el negocio, vinculando la indisponibilidad del servicio con el elemento de la infraestructura monitoreada. Después de todo, cuando una empresa no genera NFes, es importante que el problema se identifique de inmediato y se corrija adecuadamente.

Así, toda la estructura puede ser jerarquizada por poderosas plataformas, que agregan más valor al monitoreo, permitiendo que la notificación de indisponibilidad de un ERP, por ejemplo, identifique exactamente qué elemento de la estructura causó esa indisponibilidad. Además, al monitorear el tiempo de respuesta, puede identificar qué componente está causando el cuello de botella en el rendimiento.

8 – Aplicar la gestión de efectivo

La gestión de liquidez es la práctica de compartir indicadores de rendimiento y calidad con el equipo para que los datos puedan guiar la toma de decisiones. El hecho de que el equipo participe en la elección de los indicadores y la forma en que se presentarán transmite un sentido de pertenencia y responsabilidad a todos los involucrados.

Este modelo de gestión se puede aplicar fácilmente a la supervisión de la infraestructura mediante la creación de paneles. Proporcionan una visión clara de la salud del entorno de TI y se pueden adaptar a las necesidades de la empresa. Con los cuadros de mando, puede identificar rápidamente los problemas, trayendo ya los que deben resolverse como una prioridad.

9 – Cree informes de rendimiento

El seguimiento de los informes debe realizarse con frecuencia, porque con ellos es posible establecer un estándar de calidad para el seguimiento y aumentar la calidad de los SLA. Dentro de la monitorización de TI, los informes más utilizados son los de disponibilidad, capacidad y rendimiento.

El informe de disponibilidad proporciona información sobre cuánto tiempo estuvo disponible y no disponible un artículo. El informe de capacidad indica principalmente tendencias en el agotamiento de los recursos. Finalmente, el informe de rendimiento informa, por ejemplo, los tiempos de respuesta para cada etapa de una aplicación.

Vale la pena recordar que los informes brindan una visión sistémica del entorno de TI. Necesitan ser analizados y tratados de forma periódica, semanal o mensual.

10 – Estructuración de un NOC

El NOC puede considerarse una evolución de la práctica del monitoreo de TI. También conocido como Centro de Operaciones de Red, es un servicio interno o externo que actúa de manera preventiva y proactiva, con el fin de mantener el entorno de TI lo más estable posible.

Puede definirse como un equipo que actúa, normalmente las 24 horas del día, los 7 días de la semana, para identificar, escalar y / o resolver incidentes. Los eventos de TI se controlan y gestionan en el NOC.

A través del NOC, se monitorean todos los activos de TI de una empresa, como hardware, sistemas, aplicaciones, dispositivos de red, conexiones a Internet y todos los indicadores de tecnología de la información. También es posible crear alarmas personalizadas ad hoc para cada activo y actuar con anticipación ante problemas que puedan interferir con la continuidad del negocio.

La práctica ya está bien establecida en las grandes organizaciones, pero la idea se ha extendido cada vez más en las pequeñas y medianas empresas, ya que la disponibilidad de sistemas y la agilidad en la recuperación en caso de problemas se han convertido en un diferencial competitivo en el mercado.

Implementación de NOC

Si necesita ayuda de expertos para monitorear su entorno las 24 horas del día, puede contar con la ayuda de InterOp. Contamos con 25 años de experiencia en la gestión de entornos complejos con uno de los CON más avanzados del mercado. ¡Lea el caso marista!

¡Para obtener más información, hable con nuestros expertos ahora!

¡Manténgase actualizado con nuestro mejor contenido!

Los lectores también accedieron a: