Saltar al contenido

5 pasos para tomar decisiones comerciales estratégicas

5 pasos para tomar decisiones comerciales estratégicas

Durante el día tenemos que tomar varias decisiones, tanto en casa como en el trabajo, desde las más sencillas hasta las más complicadas. La mayoría son elecciones que ya estamos acostumbrados a tomar sin darnos cuenta, como qué ropa me pondré o qué comeré para el almuerzo.

Sin embargo, cuando pensamos en decisiones estratégicas en el trabajo, es muy común pensar que el proceso de toma de decisiones debe ser analítico, pero con agilidad. Pero, ¿qué pasa cuando la decisión es muy importante y puede afectar a toda una empresa?

Las decisiones que pueden generar resultados e impactos, positivos o negativos, para la empresa y los profesionales involucrados requieren un poco más de tiempo y cautela. ¡Es un poco como la cara de gerentes, presidentes y directores ejecutivos!

Para contarle un poco sobre este complejo proceso de toma de decisiones, Todd McKinnon, director ejecutivo de Okta, una empresa de administración de identidad y acceso con sede en California, compartió 5 pasos para tomar decisiones sólidas en un artículo en Medium.

Te traemos los consejos, ya que creemos que pueden ayudarte a tomar decisiones estratégicas con mayor asertividad. ¡Revisa!

1 – Sepa qué decisiones estratégicas delegar

Según McKinnon, su función como director ejecutivo es tomar cinco o seis decisiones críticas cada año. Pero todos los días se deben tomar cientos de otras decisiones menores.

Para satisfacer esta demanda, es necesario dividir y delegar de manera eficiente estas tareas a otros miembros del equipo. ¿Pero cómo?

Para ordenar las elecciones a realizar, el director ejecutivo las separa en dos tipos: Decisiones rápidas es decisiones más importantes y estratégicas.

A diferencia de Jeff Bezos, quien aboga por categorizar las decisiones basadas en lo que es «irreversible», a McKinnon le resulta muy difícil predecir lo que sería irreversible.

Por lo tanto, para clasificar y priorizar, considere lo que tendrá implicaciones a largo plazo, que podrían revertirse más fácilmente.

Dos – Escuche otras perspectivas

El CEO de Okta dice que en su rutina tiene la costumbre de escuchar diferentes opiniones para tomar una decisión estratégica, no siempre de las mismas personas, dependiendo de cada necesidad.

Para escapar de aquellos que evitan estar en desacuerdo con el CEO, es importante buscar puntos de vista y opiniones opuestos. Y esto solo es posible preguntarlo con cuidado.

Para tener opiniones honestas, McKinnon aboga por mantener el equilibrio al hacer preguntas que dan la bienvenida a diferentes perspectivas.

3 – Juega al «abogado del diablo»

Cuando se trata de ser el «defensor del diablo» para uno mismo, el CEO sostiene que es importante tratar de mantener las opiniones opuestas en su cabeza.

La tarea no es fácil, pero es posible. El consejo es comenzar con argumentos internos sopesando los pros y los contras antes de tomar la decisión, además de hacer preguntas internas sobre cómo la gente recibirá la elección.

4 – Considere escenarios alternativos

Antes de tomar una decisión, McKinnon imagina varios escenarios para pensar en las posibles consecuencias que puede tener una mala decisión. La práctica es importante para dar confianza en la elección final.

«Trabaje con su equipo para comprender los pros y los contras de cada decisión y quedará clara la mejor opción para su negocio».

5 – Sé objetivo

El último consejo del CEO de Okta es: Sea objetivo al analizar los resultados de sus decisiones.

Para hacer esto, revise cuáles eran los objetivos originales nuevamente para ver si usted y las partes interesadas han logrado y actuado según lo planeado.

Sea honesto al analizar si su elección realmente causó el resultado esperado o si solo los vientos fueron favorables.

Todd McKinnon señala que aprender a tomar decisiones estratégicas de manera sólida y eficiente requiere práctica y paciencia, especialmente para los profesionales que están acostumbrados a tomar decisiones rápidas.

Esperamos que estos consejos puedan ayudarlo a tomar decisiones estratégicas con mayor confianza y asertividad, tal como ayudaron al CEO.

Pero tú, ¿tienes otras prácticas que te ayuden con decisiones difíciles? ¡Comparte con nosotros en los comentarios!