Saltar al contenido

Cómo la educación tecnológica crea un mundo mejor

Cómo la educación tecnológica crea un mundo mejor

Antes de la revolución digital y el desarrollo de Educación tecnológica, la enseñanza se basó simplemente en el uso de lápices, papel y decenas de libros para obtener información.

A lo largo del siglo XXI, con la expansión de la revolución digital en todos los ámbitos de la vida cotidiana, la educación acabó sufriendo una transformación progresiva.

Este es un proceso en el que entra en juego la educación tecnológica. Se abre el espacio para el uso de pantallas, teclados y con ello, la metodología tradicional estática acaba dando paso al dinamismo, la creatividad, la modularidad y el desarrollo mundial de las materias involucradas en el proceso de enseñanza y aprendizaje.

A la luz de estos temas, en nuestro artículo de hoy revelaremos cómo la educación tecnológica crea un mundo mejor en la sociedad actual y qué beneficios trae a la vida de quienes tienen contacto con este tipo de educación digital.

¡Echa un vistazo y disfruta!

¿Qué es la educación tecnológica?

La educación tecnológica, una nueva disciplina en la educación escolar, busca colaborar en la formación de habilidades que permitan a los futuros ciudadanos enfrentar mayores posibilidades, un mundo cada vez más complejo.

Este mundo, en el que la acción y el conocimiento son complementarios y concurrentes, y en cuanto al desarrollo de las especificidades, requiere integrarlos en una visión global.

En otras palabras, podemos inferir que la educación tecnológica se puede utilizar para los siguientes propósitos:

  • Orientar a los estudiantes hacia el conocimiento, la comprensión y el pleno desarrollo de habilidades y potencialidades, con el fin de transformar la realidad en la que se encuentran inmersos;
  • Desarrollar una actitud crítica hacia el mundo, con el fin de tener control sobre el entorno tecnológico y utilizarlo en beneficio propio;
  • Formar con conciencia y responsabilidad a los futuros ciudadanos y consumidores de tecnología.

Ventajas de la educación tecnológica

Hace unas décadas tener una computadora o un teléfono móvil propio era casi imposible, pero con el paso del tiempo las tecnologías avanzaron y hoy, por ejemplo, los niños nacen nativos digitales y dominan muchas herramientas tecnológicas con gran facilidad.

Con este advenimiento, la educación se ha dado cuenta de esta necesidad de inmersión en el universo tecnológico, como una forma de acercarse a las nuevas generaciones, y cada día que pasa, intenta dialogar cada vez más con las tecnologías.

Son muchas las razones por las que vale la pena adoptar una práctica educativa dentro de los supuestos de la educación tecnológica. Algunos de los beneficios de este tipo de educación son:

Los niños que asisten a instituciones educativas hoy en día son los llamados nativos digitales, ya que naturalmente usan la tecnología en su vida diaria.

Con la educación tecnológica somos capaces de realizar un trabajo que busca conectar con estas nuevas generaciones digitales, utilizando nuevas tecnologías que convierten cualquier contenido a aprender en algo atractivo y llamativo.

Con eso, es común ver una gran cantidad de elogios por la educación tecnológica, ya que mejora el rendimiento de los estudiantes y aumenta la motivación en el aula, por ejemplo.

La educación tecnológica fomenta la interacción de estudiantes y entre estudiantes y profesores. Esto supone que pueden tener más espacio para expresar opiniones, expresarse con mayor facilidad y relacionarse de manera colaborativa.

La educación tecnológica, en muchos casos, favorece el trabajo en equipo, con el objetivo de fortalecer valores como la cooperación, la solidaridad, el respeto, entre otros.

  • Mayor creatividad

La educación tecnológica ayuda a los estudiantes a desarrollar su imaginación innata, a crear cosas nuevas y sorprendentes en diálogo con las nuevas tecnologías existentes.

Y dado que la educación tecnológica trabaja con las nuevas tecnologías, está claro que hay un aumento de la comunicación bidireccional, es decir, ya no es un docente el que enseña a sus alumnos a escuchar en silencio, es un aprendizaje mutuo, en el que la comunicación es más fluida.

El uso del enfoque STEM

LA Sistema STEM La educación (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) es un buen ejemplo de educación tecnológica que ha venido a cambiar el mundo.

Esto se debe a que el enfoque se basa en el uso de métodos de enseñanza y aprendizaje innovadores y alternativos, como herramientas tecnológicas o proyectos y prácticas de laboratorio.

Es considerado como el conocimiento del siglo XXI y es uno de los objetivos fundamentales de la agenda educativa de la Unión Europea y Estados Unidos y llega con grandes proyecciones a Brasil.

Un ejemplo que podemos citar de la disciplina STEM es la robótica educativa, que consiste en un sistema de aprendizaje interdisciplinario que mejora el desarrollo de habilidades y competencias, al utilizar diferentes dispositivos robóticos.

Gamificación en la educación tecnológica

El juego es una gran alternativa para promover el proceso de enseñanza y aprendizaje, y a esto lo llamamos gamificación.

La gamificación no es más que el uso de mecanismos y dinámicas de juego en entornos lúdicos, con el objetivo de aumentar la motivación y fortalecer el comportamiento para la resolución de problemas.

Con la era digital, la educación tecnológica ha implementado una tendencia en la práctica educativa utilizando juegos, como Minecraft.

Este juego, que consiste en crear y destruir estructuras y obras artísticas en un entorno tridimensional, mediante un personaje, se ha convertido en una revolución en el ámbito educativo, precisamente porque favorece la creatividad y el trabajo en equipo.

Conclusión

Como se puede ver en el artículo de hoy, las herramientas y otro tipo de tecnologías, cuando se incorporan a la educación, son capaces de estimular el talento de niños y jóvenes.

También observamos que la educación y el aprendizaje deben adaptarse al ritmo de la tecnología. En un entorno donde nuestros hijos nacen y crecen inmersos en tecnologías, es nuestro deber velar por que lo hagan de forma responsable y, sobre todo, científica, es decir, que apliquen las mismas lógicas racionales que se aplican en la resolución Los problemas de la vida, reales, y conscientemente intentan hacer el mejor uso de ellos para mejorar su entorno.

Como esto:

Gusta Cargando…