Saltar al contenido

Crowdsourcing: entender qué es y cómo funciona

Compara Plano

Probablemente hayas oído hablar de un concurso cultural para elegir un nuevo producto o single de alguna empresa, ¿verdad? El premio, en general, conlleva algún tipo de beneficio económico o reconocimiento por participación. Bueno, el crowdsourcing funciona de manera similar. Es una nueva forma de producir y contratar servicios desde plataformas digitales.

El término crowdsourcing se deriva de crowdsourcing y outsourcing. Objetivamente, se refiere a la construcción de soluciones colectivas (por una multitud) a los problemas y desafíos de las empresas y otras instituciones.

La relación con la subcontratación de servicios se debe a que las empresas adoptan el modelo para buscar soluciones innovadoras con profesionales externos, como programadores, diseñadores o simplemente, la audiencia de la marca.

Para comprender mejor el concepto, podemos pensar en una competencia cultural en línea, por ejemplo. Luego de anunciar el concurso, varias personas comienzan a trabajar de manera colectiva (aunque es una selección individual) para lograr el objetivo propuesto. Ya sea la definición de una frase, un nombre, una ilustración o el nuevo servicio de una empresa.

Asimismo, en el crowdsourcing, cientos o miles de personas trabajan por un objetivo común, con la recompensa de una remuneración por el servicio o el acceso a datos e información puestos a disposición por otros usuarios.

El concepto está totalmente vinculado a las ideas de innovación abierta, colaboración en la empresa y transformación digital, que impone nuevos modelos y procesos de trabajo.

Lea también: Descubra cuál es el mejor plan tarifario móvil con redes sociales ilimitadas

¿Cómo funciona el crowdsourcing?

Existen varios modelos de crowdsourcing, pero los proyectos suelen provenir de una plataforma digital que permite compartir ideas y servicios online. Por tanto, tanto empresas como organizaciones sociales pueden beneficiarse de este tipo de iniciativas.

Un ejemplo muy práctico es la aplicación Waze, donde los usuarios indican lugares de accidentes, tráfico y otra información relevante en las carreteras para otros conductores en tiempo real. En este caso, no existe un propósito comercial para la divulgación de la información y no hay recompensa para quienes envían los datos.

Por supuesto, Waze termina beneficiándose de la publicidad en la aplicación. Pero los usuarios colaboran espontáneamente para los objetivos y beneficios de la plataforma.

Si la aplicación solo funcionara desde las notificaciones de la policía de tránsito, por ejemplo, Waze no tendría la misma efectividad. Con millones de empleados en todo el mundo, la herramienta amplía el alcance y la velocidad de las notificaciones en beneficio de todos los usuarios.

A continuación, proporcionamos varios ejemplos de servicios de crowdsourcing.

En primer lugar, sin embargo, es importante comprender que el crowdsourcing es más que un modelo para adquirir ideas, información o servicios de subcontratación. El crowdsourcing es un nuevo medio de economía colaborativa que promueve la innovación y el desarrollo de servicios disruptivos.

Lea también: Libro electrónico sobre cómo ahorrar: vea aplicaciones y consejos para reducir los gastos diarios

¿Cuáles son los beneficios del crowdsourcing para las empresas?

A través del crowdsourcing, las empresas pueden potenciar sus proyectos, adoptando ideas y soluciones desarrolladas por profesionales de diferentes áreas y regiones del mundo. A diferencia de los modelos tradicionales, donde un empleado trabaja dentro de la organización y, en ocasiones, se queda fuera al sugerir nuevos proyectos e ideas.

Con el crowdsourcing también se produce una reducción de costes y una mayor velocidad de producción y desarrollo de los servicios, además de publicitar la empresa y acercarnos al público.

Por tanto, entre las innumerables ventajas de contar con diferentes profesionales trabajando para solucionar un mismo reto o problema, podemos destacar:

  • reducción de costo;
  • mayor variedad de ideales;
  • innovación de servicios;
  • optimización de la jornada laboral;
  • mayor compromiso público;
  • marketing indirecto, etc.

Ejemplos de crowdsourcing

A continuación, hemos seleccionado algunos ejemplos de crowdsourcing. ¡Verificar!

1. Istockphoto.com

Plataforma para la compraventa de fotografías, videos e ilustraciones. En la práctica, cualquier empresa, agencia o institución puede seleccionar una imagen de la plataforma, pagar una tarifa y tener acceso al archivo de forma ágil, legal y segura.

La ventaja radica en el precio asequible y la variedad de imágenes producidas por fotógrafos de todo el mundo que reciben una remuneración en función del número de descargas.

2. Sin hilos

Threadless es un eCommerce de ropa, accesorios y decoración donde cualquier persona puede enviar ilustraciones que pasan por un proceso de selección y votación.

Si el diseño es seleccionado por la comunidad Threadless, la imagen se imprime en las piezas de la empresa y el ilustrador es remunerado con una parte del valor de las piezas vendidas en el sitio web.

Además de este proceso, el sitio también lleva a cabo desafíos específicos donde los ganadores reciben premios. En otras palabras, es crowdsourcing para artistas y personas que buscan productos alternativos.

3. Wikipedia

La enciclopedia digital más grande del mundo es un excelente ejemplo de crowdsourcing sin fines de lucro. Aunque la plataforma ejecuta campañas de recaudación de fondos de vez en cuando, los empleados son voluntarios y los usuarios no pagan por leer el contenido publicado.

Obtenga más información sobre Wikipedia y las reglas para publicar artículos aquí.

4. Hacemos logotipos:

Empresa brasileña de diseño basada en el principio de crowdsourcing. En We do logos, los clientes revelan el alcance y las características de sus proyectos deseados y los profesionales de la plataforma desarrollan sus ideas.

Se paga el proyecto seleccionado. Por lo tanto, los clientes tienen a su disposición una variedad de ideas y plantillas de tarjetas, diseños para publicaciones en redes sociales, logotipos y otros productos.

La empresa fue creada en 2010 y cuenta con más de 130.000 empleados, atendiendo proyectos de todo Brasil.

5. 99 diseños

En la misma línea que We Do logos, 99designs es una plataforma en la que puedes contratar diseñadores específicos o abrir un concurso para que los miembros de la comunidad puedan competir por el proyecto.

La empresa o el usuario pueden así elegir la idea que mejor se adapte a la propuesta del proyecto, ya sea una portada de libro, una tarjeta de visita o el logo de un restaurante.

Cabe mencionar que aunque el sitio está en portugués, los valores están en dólares. La ventaja es que contratas profesionales de cualquier parte del mundo.

Otras plataformas de crowdsourcing

  • Crowdtest: plataforma en portugués, que reúne a las personas para probar aplicaciones y herramientas digitales antes del lanzamiento. Los beneficios incluyen comentarios reales de los usuarios, identificación de errores y bajo presupuesto (en comparación con otros servicios de este tipo). Perfecto para probar el MVP (Producto Mínimo Viable) o prototipo de una empresa.
  • Kaxola: considerada la primera plataforma oficial de crowdsourcing en Brasil. Kaxola le permite registrar ideas creativas y participar en concursos de empresas. Básicamente, desafíos como «¿Cómo se llama la nueva cerveza en Brasil?» y «Nombre para el inicio de la accesibilidad», del cual los participantes de cualquier parte del país pueden hacer sugerencias. La idea seleccionada recibe un premio.

Profesionales del libro: plataforma portuguesa que reúne a ilustradores, traductores y otros profesionales que prestan servicios relacionados con la producción y publicación de libros. El sistema es muy sencillo y puedes elegir qué profesional realizará el servicio.

A diferencia de otras plataformas de crowdsourcing, donde más personas dan ideas y la empresa o cliente selecciona un proyecto ganador. Funciona más como una plataforma de prestación de servicios, aunque también puede considerarse una forma de crowdsourcing.

En Inglés:

  • uTest: plataforma de prueba de software. Al igual que Crowdtest, uTest está formado por más de 500.000 personas que reciben una remuneración por los proyectos de software y hardware probados. Los probadores forman una verdadera comunidad en línea, donde están capacitados para identificar errores y problemas en herramientas digitales de grandes y pequeñas empresas.
  • OpenIDEO: plataforma que busca resolver la problemática social y ambiental de ONGs y empresas de forma colaborativa. En OpenIDEO, los usuarios registrados pueden proponer soluciones a problemas medioambientales como el desperdicio de alimentos o cómo acabar con el acoso a personas con problemas de salud. Se seleccionan las ideas y el ganador recibe la subvención para poner en práctica el proyecto.

¿Te gustó el artículo? Entonces, sigue nuestras publicaciones y descubre más sobre innovación y las principales tendencias de TI.