Saltar al contenido

Descubra 5 beneficios de asistir a un programa de licenciatura

Descubra 5 beneficios de asistir a un programa de licenciatura

Si bien terminar una licenciatura es un gran hito y un paso crítico para asegurar un trabajo en el campo de su elección, muchos profesionales hoy en día consideran los beneficios de los estudios de posgrado para continuar evolucionando sus carreras.

Con un mercado cada vez más competitivo, cambiante y exigente, los beneficios de un posgrado ayudan al estudiante a diferenciarse de la mayoría y seguir siendo un profesional válido para una organización.

Los beneficios de los estudios de posgrado

En términos generales, un posgrado es cualquier curso de educación superior que sigue a un curso de pregrado, ya sea un posgrado, MBA, maestría o doctorado. Se puede dividir en cursos lato sensu y stricto sensu.

El Lato sensu es una especialización que mejora al alumno en un área específica de la profesión elegida, principalmente para aquellos que quieren concentrar sus actuaciones profesionales en un área muy exclusiva que le garantizará un diferencial en el mercado laboral.

Stricto sensu está más dirigido a quienes desean seguir una carrera como investigador o profesor universitario, a través de una maestría o doctorado.

Los cursos lato sensu son más cortos que los stricto sensu, de aproximadamente 6 a 18 meses. Están diseñados para ser más cortos, con clases que se llevan a cabo por la noche, en ciertos días de la semana o solo los fines de semana.

Por lo tanto, son los más adecuados para aquellos que ya están ocupados y tienen poco tiempo disponible para estudiar.

Teniendo en cuenta lo anterior, ¿quieres destacar en el mercado laboral? A continuación, se muestran los 5 beneficios de obtener un título que puede ayudarlo en su carrera profesional. ¡Siguiente!

1. Te permite profundizar tus conocimientos

La realización de un posgrado o MBA ayuda al trabajador a adquirir conocimientos especializados en el área donde ha decidido trabajar. Tener tal título es prueba de persistencia, determinación, destreza intelectual y la capacidad para manejar entornos desafiantes.

Con el mercado laboral en constante cambio, tener una especialización muestra a los ejecutivos de una empresa que el empleado está dedicado a mejorar sus habilidades, lo que les da cierta credibilidad.

Un posgrado también puede ayudar a una persona a desarrollar aún más sus habilidades profesionales, adquiriendo nuevas habilidades para su repertorio o incluso descubriendo un campo totalmente nuevo, creando un paradigma en su carrera.

Hay cientos de opciones de cursos que abren innumerables oportunidades de éxito.

2. Cualificar al profesional para el mercado laboral

Muchas organizaciones no solo reconocen los beneficios de un título, sino que también prefieren que sus empleados tengan uno.

Este tipo de formación ayuda a mejorar las habilidades de investigación, redacción y análisis. Como resultado, el alumno se convierte en un buen solucionador de problemas, gestionando proyectos complejos con mayor facilidad y confianza, lo que es bien visto por las empresas.

Para aquellos estudiantes que acaban de terminar una carrera, la posibilidad de realizar un posgrado es una oportunidad para acelerar su carrera profesional luego de una pasantía, por ejemplo.

En el caso de los trabajadores mayores y contratados formalmente, la educación de posgrado surge como la expectativa de mejor salario y poder de negociación para adquirir nuevos puestos en posibles promociones o entrevistas de trabajo.

Una especialización será lo que el empleado necesite para desempeñarse en puestos superiores, como gerencia y liderazgo.

3. Ayude a mejorar el currículum

La gente siempre aprende a lo largo de su vida. El desarrollo personal es algo inherente al ser humano. El deseo de aprender, desafiarse a sí mismos con algo nuevo y probar cosas nuevas es gratificante para muchos de ellos. Para estas personas, la educación superior ofrece la oportunidad de hacer todo esto de manera estructurada.

Poder demostrarlo en el currículo es motivo de gran satisfacción personal. En la mayoría de los casos, alguien con un título avanzado se percibe como más experimentado y creíble.

Si bien completar un título no es garantía de éxito profesional, ciertamente abre más puertas para el empleo.

Entre un estudiante de pregrado y posgrado, es probable que este último sea elegido para un puesto competitivo. El esfuerzo realizado para completar los estudios, a pesar de los momentos de duda e incertidumbre, se verá recompensado a medio y largo plazo.

4. Amplíe su red de contactos

Un estudiante de posgrado estará junto a varios profesionales, de diferentes orígenes, que trabajan en diferentes empresas y muchos de los cuales tienen éxito en sus campos de especialización.

De esta forma, desde el momento en que el alumno ingresa a un aula o incluso con su clase en el modelo EAD, tendrá a su disposición una amplia red de contactos que lo ayudarán en el desarrollo de su carrera, tanto compartiendo aprendizajes como haciendo referidos. o incluso invitaciones a ofertas de trabajo.

Además, la red ayuda a construir relaciones con profesionales de diferentes áreas, obtener nuevas perspectivas en el mercado laboral y desarrollar valiosas habilidades interpersonales.

Reunir a personas exitosas en su burbuja de contacto también lo inspira a trabajar más duro, salir de su zona de confort y pensar de manera más creativa.

5. Permite al profesional aumentar su salario e incorporarse a la empresa

Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), un profesional con un título de educación superior gana más del doble que una persona que solo tiene un diploma de escuela secundaria.

Los graduados pueden ganar hasta 4 veces más que aquellos que acaban de terminar la escuela secundaria.

De esta manera, aquellos con un posgrado tienen su currículum evaluado y tienen más probabilidades de ganar un buen salario o incluso obtener una mejor posición dentro de la jerarquía de una empresa.

Según la 54 Encuesta de Salarios, realizada por Catho Educação en 2020, la diferencia salarial entre los profesionales egresados ​​o MBA en puestos directivos es de hasta 47,2% más en comparación con los que no tienen formación.

Un empleado que ha visto los beneficios de la escuela de posgrado y ha podido demostrar éxito en una situación a largo plazo que requiere resistencia, disciplina, liderazgo y la capacidad de trabajar bien con los demás estará en la lista de ascensos para crecer todos. una organización.

Y tú, ¿estabas interesado en hacer un curso lato sensu? ¿Conoce la diferencia entre una especialización o un MBA? Consulte nuestro artículo sobre este tema.