Saltar al contenido

Habilidades socioemocionales: saber qué son y cómo desarrollarlas

Habilidades socioemocionales: saber qué son y cómo desarrollarlas

Primero, vale la pena mencionar que el habilidades socioemocionales están estrechamente relacionados con las formas en que se regulan nuestras emociones y afectan directamente la forma en que nos comunicamos con los demás en el entorno social.

Además, las habilidades socioemocionales son un aspecto que históricamente se ha trabajado poco en la escuela, aunque son fundamentales para que, al entrar en la edad adulta, seamos individuos socialmente adaptados para la vida en sociedad.

Son muchas las competencias de este tipo, todas muy útiles y que es necesario potenciar, para que podamos relacionarnos adecuadamente con nuestro entorno social.

En nuestro artículo de hoy te presentaremos todo lo que necesitas saber sobre el universo de las habilidades socioemocionales. ¡Echa un vistazo y disfruta!

¿Qué son las habilidades socioemocionales?

Podríamos definir el archivo habilidades socioemocionales como aquellos comportamientos aprendidos que implementamos desde el momento en que interactuamos con otras personas, y que nos son útiles para expresar nuestros sentimientos, actitudes, opiniones y defender nuestros derechos.

Por ejemplo, entre estas habilidades socioemocionales podemos mencionar:

  • Autoconocimiento;
  • Autocontrol;
  • Empatía;
  • Capacidad para colaborar con otros, entre otros.

Desarrollar este tipo de habilidad es muy importante, ya que nos ayuda a relacionarnos asertiva y funcionalmente con los demás, además de ayudarnos a alcanzar nuestras metas, en un contexto social del que no podemos distanciarnos ni separarnos.

Sin embargo, no existe una clasificación rígida sobre los tipos de habilidades socioemocionales que existen actualmente, pero podemos clasificarlas en habilidades más básicas y habilidades más complejas.

Las básicas podrían entenderse como las relativamente sencillas, pero fundamentales para poder adquirir competencias más complejas. Entre estos podemos destacar:

  • Poder escuchar;
  • Poder mantener una conversación;
  • Asertividad;
  • Capacidad de agradecer;
  • Presentación personal, entre otros.

Las habilidades complejas serían:

  • Tomar la iniciativa ante cualquier problema o situación;
  • Establecer metas y objetivos;
  • Resolver conflictos.

Habilidades socioemocionales en la infancia

Las habilidades socioemocionales se pueden trabajar a cualquier edad. Sin embargo, es en la infancia cuando se considera más eficaz poder adquirirlos.

Es de conocimiento común que, de niño, es mucho más fácil automatizar los siguientes tipos de comportamiento para adquirir nuevos conocimientos.

Entre estos comportamientos y conocimientos podemos incluir las habilidades socioemocionales y por ello la infancia es un momento propicio para poder trabajar con estas cuestiones con los más pequeños.

Además del entorno familiar, la escuela tiene un gran peso en la conducta y personalidad del individuo, ya que será en este tipo de entornos donde el niño adquirirá, no solo nuevos conocimientos académicos, sino que también, los pondrá en práctica. los diferentes tipos de habilidades socioemocionales., principalmente debido a la interacción con otros compañeros de estudios.

Por ello, los centros educativos, desde una perspectiva formativa más moderna, están incorporando trabajos con diferentes habilidades sociales y emocionales en sus programas académicos.

No adquirir habilidades socioemocionales como el autocontrol, la comunicación asertiva, la resolución de conflictos o la empatía puede ser un problema para los niños a medida que se convierten en adultos.

En la edad adulta, es bueno tener un conocimiento profundo de ciertos temas, pero todo esto no servirá de nada, si no tenemos las habilidades socioemocionales para poder expresarlos, o para nuestra relación con los demás.

Objetivos de estas habilidades en la educación

Como podemos ver en el punto anterior, la educación tiene un papel importante en el proceso de formación de las habilidades socioemocionales de los niños y, además, también trae grandes aportes a los jóvenes y adolescentes, como podemos ver en las metas de la educación. con respecto al desarrollo de estas habilidades sigue:

  1. Asegurar que los estudiantes adquieran un autoconocimiento a partir de la exploración de sus propias motivaciones, necesidades, pensamientos y emociones, así como su efecto en la conducta y en los vínculos que se establecen con los demás y con el entorno.
  2. Aprender a regular las emociones y generar las habilidades necesarias para resolver los conflictos de manera pacífica, basados ​​en la anticipación y la mediación como estrategias para aprender a vivir con inclusión y apreciar la diversidad existente.
  3. Comprenderse con empatía y establecer relaciones interpersonales de atención y cuidado por los demás, mirando más allá de uno mismo.
  4. Fortalecer la confianza en uno mismo y la capacidad de elegir en el proceso de toma de decisiones.
  5. Aprender a escuchar y respetar las ideas de los demás, tanto individual como colectivamente, para construir un ambiente de trabajo colaborativo.
  6. Cultivar una actitud responsable, positiva y optimista y una percepción de autoeficacia, que le permita al alumno mantener la motivación para realizar con éxito sus actividades diarias.
  7. Desarrollar la capacidad de resiliencia para enfrentar la adversidad y dejarla fortalecida.
  8. Minimizar la vulnerabilidad y prevenir el consumo de drogas, la deserción escolar, el estrés, la depresión, la ansiedad, la violencia, entre otros.

¿Cómo desarrollar habilidades socioemocionales?

Como se mencionó anteriormente, es muy importante trabajar en la mejora de las habilidades socioemocionales en la infancia.

Ya sea en la familia o en la escuela de los niños, necesitamos tener un momento para aprender a relacionarnos con los demás, además de saber cómo manejar nuestras emociones con facilidad.

La educación debe tener como función principal la adaptación social del individuo. Esto lleva a la necesidad de promover la integración en la sociedad, interactuando con los demás, desarrollando diferentes formas de sentir, pensar y actuar.

Todo esto es fundamental para que acabes siendo una persona bien adaptada cuando llegues a la edad adulta.

Pero si bien se debe intentar promover tantas habilidades socioemocionales como sea posible, es cierto que el trabajo docente debe enfocarse en las habilidades que son más probables y útiles en la vida del individuo, tanto a corto como a largo plazo.

Por ejemplo, la empatía y la colaboración son habilidades que deben tener prioridad sobre la tenacidad o la resiliencia, especialmente durante el jardín de infancia y los primeros años de la escuela primaria.

Espero que hayas disfrutado leyendo, ¿quieres saber más sobre Foro Aplicaciones? Vea nuestros cursos haciendo clic aquí.

Como esto:

Gusta Cargando…