Saltar al contenido

Internet de las cosas: que es y como funciona

Compara Plano

Vivimos la llamada revolución tecnológica y, cada vez más conectados, se llevan a cabo innumerables actividades diarias de una forma más dinámica, rápida e interactiva. Luego viene el Internet de las cosas.

No puedes negar que cuanto más conectado estás, la vida se vuelve más fácil de muchas maneras, ¿verdad? Imagina recibir una notificación en tu móvil informándote que tu fruta favorita está terminando en tu refrigerador … Esto está más cerca de lo que piensas de lo que piensas. Y este es un ejemplo muy simple de todo lo que Internet de las cosas puede hacer por usted. ¿Quieres saber más sobre ella?

Ok, hoy comprenderás el concepto detallado del Internet de las Cosas, conocerás su importancia y, además, verás las principales aplicaciones que, seguro, formarán parte de tu rutina dentro de unos años. ¿Vamos?

Lee mas: Ropa elegante: ver 5 ejemplos curiosos

¿Qué es Internet de las cosas (IoT)?

En definitiva, Internet de las cosas (IoT) es un concepto que define la conexión entre los usuarios con objetos físicos e Internet. El Internet de las cosas utiliza sensores inteligentes, como Bluetooth y GPS, además del software utilizado para recopilar y transmitir datos a la red, lo que permite el control de varios dispositivos electrónicos desde dispositivos móviles.

Explicando de manera más simple, Internet de las cosas conecta el mundo digital con el mundo real y funciona como una especie de extensión, conectando los dispositivos que ya usamos a diario a Internet. Con él, puedes controlar y realizar acciones en estos dispositivos incluso cuando estás lejos de ellos, a través de tu móvil o tableta, por ejemplo.

Smart TV y Smart House son solo algunos ejemplos -ya presentes en nuestra vida- entre las infinitas posibilidades que nos puede ofrecer el IoT.

¿Cuál es la importancia del Internet de las cosas?

En general, podemos decir que el Internet de las Cosas viene a solucionar los problemas de hoy, especialmente la falta de tiempo en la vida diaria de las personas. Por lo tanto, es posible que la persona realice acciones dentro de la casa, por ejemplo, sin necesariamente estar allí.

Con los dispositivos conectados, puede monitorear y leer sus actividades, generar información y, por supuesto, hacer que las tareas rutinarias sean más simples y fáciles.

Las investigaciones ya indican que, en 2020, tendremos 26 mil millones de dispositivos conectados repartidos por todo el mundo, y para 2025, ese número probablemente alcanzará la marca de los 100 mil millones.

Lee mas: Echo Frames son las nuevas gafas inteligentes de Amazon

8 aplicaciones de IoT

Abrir una puerta, encender la ducha, controlar luces, motores y otros dispositivos son algunos de los ejemplos de cómo el Internet de las Cosas puede estar presente para hacernos la vida más fácil.

Siempre vinculado a la capacidad humana para analizar los datos que proporcionan los dispositivos conectados, el IoT ya se utiliza en muchas áreas y aporta resultados muy significativos. Vea algunos ejemplos reales de esta aplicación en la vida cotidiana:

1. Ciudades más inteligentes

Con más de la mitad de la población mundial viviendo en ciudades, es fundamental pensar en la sostenibilidad y la organización de los espacios. Sobre todo ante el cambio climático y el constante aumento del número de habitantes.

En este sentido, Internet de las cosas ya ha ayudado de varias formas, desde la recogida y gestión de residuos hasta la aplicación de la ley en las infraestructuras de ciudades inteligentes.

Es posible monitorear el tráfico, acelerar el tráfico y reducir el consumo de combustible, entre otras actividades fundamentales que forman parte de la rutina de una ciudad.

Una realidad que ya está presente en muchas ciudades, incluido Brasil, es el monitoreo en tiempo real de la posición del autobús, que se puede realizar a través de teléfonos móviles o en pantallas instaladas en terminales. Además, los sensores ayudan a las empresas de transporte a identificar defectos mecánicos y verificar el cumplimiento de los horarios, contribuyendo (¡y mucho!) A evitar retrasos y reducir las molestias de quienes utilizan los colectivos.

Lee mas: Apple Watch: el reloj inteligente de Apple

2. Logística

Desde definir las mejores rutas hasta optimizar la entrega de pedidos o elegir los camiones más adecuados: el Internet de las Cosas facilitará tanto el trabajo de los transportistas como el seguimiento del cliente final en la pantalla de su dispositivo.

3. Aire y agua limpios

Pensando en el control de la contaminación en ciudades como Londres, existen dispositivos que se pueden conectar a coches y bicicletas. Circulando entre los vehículos de la ciudad, los dispositivos alimentan un servidor que permite comprobar la calidad del aire en todos los puntos de la ciudad a través de un mapa digital.

El IoT también permite utilizar los recursos renovables de forma más eficiente, como en el caso de las redes eléctricas inteligentes, por ejemplo.

4. Menos desperdicio de alimentos

Sabemos que, si bien millones de personas todavía pasan hambre en todo el mundo, cada día se desperdician toneladas de alimentos principalmente por fallas en sus procesos de transporte y almacenamiento.

Con el objetivo de reducir este problema, el IoT puede monitorear todos los procesos como el riego, la polinización y la fertilización del suelo y luego generar informes. De esta forma, los fabricantes pueden gestionar sus propias ventas y evitar diversas pérdidas al transportar la mercancía.

5. Vinculación de pacientes y médicos

Usando dispositivos portátiles automatizados, los médicos podrán monitorear las condiciones de salud de los pacientes de forma remota. Esto se debe a que estas tecnologías facilitan la medición de la frecuencia cardíaca e incluso la extracción de sangre, ya que están conectadas al dispositivo móvil del profesional. Luego, el sistema de control recibe los resultados de manera inmediata, agilizando y facilitando el servicio.

6. Lucha contra el cáncer de mama

Debido a la alta incidencia de la enfermedad en todo el mundo, donde el diagnóstico a menudo se hace tarde, se ha desarrollado ITBra. El equipo es, de hecho, un top equipado con microsensores que, en contacto con la mama, detectan variaciones mínimas de temperatura.

La información recopilada se envía al teléfono inteligente del usuario o al médico, lo que ayuda a identificar cambios que pueden ser un signo de peligro para la salud de la mujer.

7. Educación

La aplicación en educación también involucra neurociencia y transmisores que monitorean el desempeño de los estudiantes en la escuela. De esta forma es posible verificar las carencias y potencialidades, permitiendo la creación y adecuación de una estrategia de enseñanza personalizada y, de forma más consecutiva, más eficaz.

Además, Internet de las cosas también puede ayudar a mejorar la comunicación en el entorno escolar y facilitar el papeleo. Como resultado, los maestros tendrán más tiempo para dedicar a la planificación y realización de lecciones.

Para los estudiantes, entre las muchas ventajas, la principal es la posibilidad de una experiencia de enseñanza-aprendizaje más amplia.

8. Industria

Particularmente en la fabricación, el Internet de las Cosas puede ayudar a verificar posibles averías o fallos en las máquinas, reduciendo el riesgo de daños y aumentando la vida útil de la maquinaria.

Además, los sensores ayudan a identificar exactamente cómo, cuándo y dónde se usa el producto, lo que permite optimizar su uso a través de la interpretación de datos.

Lee mas: Se suspende la escucha de audio de Siri y el Asistente de Google

Empresas que utilizan IoT

Iluminación de Philips

Esta división del gigante Philips produce el llamado Matiz: Lámparas LED inteligentes que cambian de color e intensidad según las preferencias del usuario. Pero, ¿cómo se hace?

Solo unos pocos deslizamientos de su dedo en la pantalla de su teléfono inteligente. Todo diseñado para hacer que la experiencia del consumidor sea agradable independientemente de la situación.

Tesla Motors

El gigante automotriz es conocido por producir autos eléctricos con una huella muy tecnológica. Varios modelos actualizan el software a través de la conexión a Internet. Los sensores le permiten actualizar los datos de geolocalización en tiempo real. Y, por si todo esto fuera poco, la compañía también se encarga de sacar al mercado los polémicos coches autónomos, en los que simplemente te sientas y esperas a llegar a tu destino sin tocar el volante.

Fitbit

Probablemente hayas visto, en alguna red social, a una persona compartiendo cuántos kilómetros caminó o corrió en un tiempo determinado, ¿verdad? Probablemente, el dispositivo que grabó este ejercicio fue fabricado por Fitbit.

La compañía fabrica varios dispositivos de IoT que se utilizan para monitorear la salud y la actividad física. Los elementos principales son escalas, pulseras y relojes inteligentes.

Los dispositivos registran los datos de la actividad y se sincronizan con el teléfono móvil del usuario, lo que permite compartir la publicación en la red social elegida.

Nido

Nest desarrolla termostatos y detectores de humo a los que se puede acceder a través de aplicaciones para teléfonos inteligentes.

Debido al gran nivel de innovación, Google adquirió la compañía en 2014 por la asombrosa cantidad de $ 3.2 mil millones.

La usabilidad de Internet de las cosas va mucho más allá de los ejemplos mencionados y lo que sus ojos pueden ver. Los estudios indican que para 2025 el IoT moverá más de $ 11 billones en todo el mundo.

Lee mas: Xiaomi Mi Band 4: lo sabes todo sobre la pulsera inteligente

¿Eres tú? ¿Ya está invirtiendo en este tipo de tecnología? ¿Qué cambios en tu vida diaria puedes visualizar con la ayuda del Internet de las cosas? Cuéntanos en los comentarios, como lo hacemos nosotros. Comparar plan estamos ansiosos por saber.