Saltar al contenido

¿Vale la pena invertir en tecnología SSD?

Compara Plano

Con la tecnología SSD tienes más seguridad, más capacidad de almacenamiento y más velocidad en tu sistema de procesamiento de datos, ya sea para usar en tu computadora de escritorio, portátil o al elegir un SSD externo.

En este artículo comprenderá cuándo necesita saber sobre SSD. Es decir, en los siguientes apartados se explican las situaciones en las que se necesita la tecnología SSD y por qué es importante conocerla a la hora de elegir el sistema de procesamiento de datos para tus dispositivos.

Ya sea que sea hora de comprar una computadora de escritorio o portátil nueva, o de comprar un SSD externo y cambiar el sistema de procesamiento de datos en una computadora que ya está en uso, es importante que conozca sus opciones.

Cuando esté familiarizado con la tecnología SSD, puede elegir el sistema que más le convenga. Antes de SSD, la tecnología disponible era exclusivamente HD, Hard Disk o Hard Disk en portugués.

SSD es una tecnología más nueva y más rápida y los expertos la consideran la evolución de HD.

¿Por qué conocer SSD?

Para el usuario medio, no técnico, hay tres situaciones en las que es importante conocer la tecnología SSD.

La primera es en el caso de la compra de una computadora nueva u otro dispositivo electrónico de procesamiento de datos. A partir de ahí es posible evaluar cuál es la mejor opción: si un dispositivo con el último sistema SSD o con HD tradicional, así como comparar la capacidad de almacenamiento de estos.

El segundo es en el caso de adquirir una unidad de grabación externa, que puede ser un SSD Externo, a diferencia del HD Externo tradicional.

Finalmente, es importante conocer este sistema en caso de modificación del sistema de procesamiento de datos de un equipo ya en uso. Aunque este último, por lo general, lo realiza un técnico, conocer la diferencia entre uno y otro ayuda a comprender sus ventajas y desventajas a la hora de solicitar el cambio.

Si tiene un equipo que originalmente venía con una unidad HD, puede reemplazarlo con un SSD.

Lee mas: Internet de las cosas: ¿que es y como funciona?

Tecnología SSD

La principal diferencia entre las unidades SSD y las unidades HD es el sistema de lectura y escritura. En ambos casos, los factores más importantes son la calidad del sistema en términos de velocidad, precisión de lectura, capacidad de grabación y resistencia.

La tecnología SSD destaca principalmente por su rendimiento en el procesamiento, carga, agilidad y precisión en la lectura de datos.

Con el uso de memoria flash, la misma que se usa en unidades flash y tarjetas de memoria, el tiempo de acceso a los datos se reduce y las velocidades de transferencia son menores. Esto aumenta el rendimiento del equipo y da como resultado una mayor velocidad.

El usuario notará la diferencia al iniciar el sistema operativo y abrir un archivo o navegador. Mientras que los SSD funcionan a velocidades de alrededor de 500 Mbps, los HDD funcionan a velocidades de 100 Mbps.

Además, los sistemas SSD se construyen alrededor de un circuito integrado de semiconductores, sin partes móviles, mientras que los HDD son sistemas magnéticos construidos con componentes mecánicos.

La ausencia de partes móviles en los SSD reduce las vibraciones y hace que este tipo de sistema sea más silencioso, más ligero y más resistente en caso de movimientos bruscos.

Sin embargo, SSD tiene una vida útil más corta que HD. Dado que los datos se registran a través de la memoria flash, la densidad de grabación, que es responsable de los ciclos de escritura, es menor.

Las opciones HD ofrecen una mayor capacidad de almacenamiento a un mejor costo, aunque no tan rápido.

SSD en computadoras de escritorio y portátiles

La tecnología SSD se ha utilizado cada vez más en la producción de dispositivos de procesamiento de datos como computadoras de escritorio y portátiles. Debido a que son más livianos y ocupan menos espacio, los SSD son la mejor opción para equipos con un diseño más delgado y liviano. Sin embargo, también se utilizan en computadoras de escritorio y computadoras más grandes.

Al comprar una computadora nueva, esta es una información importante a considerar, junto con el procesador y la memoria. El rendimiento del ordenador depende del rendimiento de estos elementos, y cuanto mejor sea el procesador, mejor debe ser el sistema de grabación de lectura, el SSD o el HD, para que puedas disfrutar del ordenador con la máxima agilidad.

Aunque la tecnología HD sigue en desarrollo y los fabricantes de sistemas ofrecen soluciones cada vez más avanzadas para mejorar el rendimiento del disco duro, los expertos recomiendan cada vez más la tecnología SSD.

SSD en unidades externas

Un SSD externo, como un disco duro externo, se utiliza para registrar información, realizar copias de seguridad y tener la portabilidad de los datos generados en la computadora. Por lo tanto, cuando conecta el SSD o el disco duro externo a una computadora, puede acceder a los datos grabados en diferentes computadoras, a diferencia del almacenamiento en la nube y la copia de seguridad, por ejemplo.

Si está pensando en comprar una unidad de almacenamiento de información externa, las SSD externas son una buena opción en el sentido de que son más resistentes a los golpes. Dado que las unidades externas son más susceptibles a daños, debido a caídas y golpes debido a la movilidad y la portabilidad, una unidad SSD ofrecerá más estabilidad a este respecto que la HD externa.

Pero, principalmente, los SSD externos son la mejor opción cuando se busca un mejor rendimiento de procesamiento, carga, agilidad y precisión en la lectura de datos.

SSD en unidades internas

Otra razón para comprar un SSD o HD es reemplazar una unidad de almacenamiento interna en una computadora de escritorio o portátil existente, el SSD interno o el HD interno.

Cuando el objetivo es tener una versión más rápida o con mayor capacidad para almacenar datos, el usuario puede actualizar o reemplazar una tecnología por otra.

Es decir, la unidad original de su computadora se puede reemplazar, ya sea porque el ciclo de vida de la anterior ha terminado o porque el sistema se está ralentizando, o simplemente para actualizar para obtener más velocidad, memoria o ambos.

En resumen, tienes la opción de reemplazar estas unidades en tu computadora de escritorio o portátil, y la opción de elegir el sistema SSD para mejorar la velocidad de tu equipo.

Al igual que con las unidades externas, las SSD se consideran la mejor opción cuando se busca un mejor rendimiento de procesamiento, carga, agilidad y precisión en la lectura de datos.

Por otro lado, si está buscando una mayor capacidad de almacenamiento de datos con un costo más asequible y una mayor duración, en términos de ciclos de escritura, los HD tradicionales pueden ser una alternativa a los SSD.

Quiero usar tecnología SSD

Según la mayoría de los expertos, las SSD son actualmente la mejor opción, aunque es necesario cambiar este dispositivo con más regularidad, en función de la frecuencia de uso.

Sin embargo, los equipos de procesamiento de datos lentos son habitualmente la principal queja de los usuarios y la tecnología SSD ha venido a solucionar este problema.

La tecnología SSD, junto con un buen procesador y una buena memoria, es responsable de mejorar el rendimiento del sistema en términos de velocidad, precisión de lectura, capacidad de grabación y resistencia.

Por eso es importante que, al comprar dispositivos de procesamiento de datos, evalúes si ya cuentan con tecnología SSD o si las actualizaciones que se ponen a tu disposición también son con tecnología SSD.

Lee mas: Descubra el nuevo turbocompresor.

Si te gustó nuestro contenido y quieres saber más sobre tecnología, planes y paquetes, consejos y trivia, sigue el Foro Aplicaciones. ¡Estamos muy felices de verte aquí!